Publicaciones de Nuestro Newsletter


Noticia de Actualidad


20.02.2018


El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso de casación interpuesto por la abogacía del Estado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que entendió que las prestaciones de maternidad recibidas de la Seguridad Social debían quedar exentas de tributación a través del IRPF.

La controversia comenzó cuando dicho tribunal, mediante su sentencia de 6 de julio de 2016, decidió contradecir el que, hasta ese momento, venía manteniendo la Agencia Tributaria, dando la razón a una trabajadora al entender que la exención prevista en el artículo 7.h) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas alcanzaba también a las prestaciones por maternidad del INSS. Debemos tener en cuenta que, aplicando el mismo planteamiento seguido por el TSJ de Madrid, el permiso de paternidad -28 días-, también se encontraría en el ámbito de la exención fiscal que señala la resolución.

La relevancia que puede tener la resolución que emita el Alto Tribunal puede ser altísima, dado que el impacto de devolver el IRPF desde 2012 podría beneficiar a más de un millón de contribuyentes. Tras la sentencia emitida por el TSJ de Madrid, el TEAC unificó el criterio que venían manteniendo los distintos tribunales económico-administrativos regionales y determinó que la prestación por maternidad sí debía tributar en el IRPF.

De esta forma, se cerraba la vía administrativa para reclamar quedando abierta la vía judicial, con sentencias en ambos sentidos - en contra y a favor de la exención, a la espera de un pronunciamiento definitivo del Tribunal Supremo. Este pronunciamiento, que sentará jurisprudencia, va a zanjar de forma definitiva la cuestión sobre si las prestaciones públicas por maternidad recibidas de la Seguridad Social están o no exentas de IRPF.

En concreto, el Auto del Tribunal Supremo de 17 de enero de 2018 (EDJ 1130) aclara que: a) existe interés casacional objetivo: para una misma situación, hay respuestas jurisdiccionales diferentes; b) afecta a un gran número de situaciones; y c) no existe jurisprudencia en relación con esta norma. La sentencia recurrida, del TSJ Madrid de 6 de julio de 2016 trata el supuesto de una mujer que , en el año 2013, recibe del INSS una determinada suma económica en concepto de prestación por maternidad. Al considerar que se trata de una renta exenta, no incluye el ingreso en su autoliquidación del IRPF.

La AEAT, entendiendo que la exención es solo aplicable a las prestaciones a cargo de entidades locales y CCAA, gira la correspondiente liquidación con intereses de demora, concluyendo que las retribuciones satisfechas en este caso por el INSS deben ser calificadas como “rendimientos del trabajo”, a los que no se aplica ningún supuesto de exención. Impugnada la liquidación ante el TEAR de Madrid, se interpone recurso contencioso contra la desestimación por silencio administrativo del Tribunal. El TSJ de Madrid, que ya se había pronunciado sobre esta materia en sentencia de fecha 16-7-16, recurso 967/2014, estima las alegaciones de la recurrente, transcribiendo la fundamentación jurídica emitida en su momento:

1) Del examen de la exposición de motivos de la Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social por la que se introdujo la exención objeto de debate, se infiere que el legislador quería regular la exención de todas las prestaciones por maternidad, sin hacer distinción en virtud del órgano público del que se percibieran.

2) Analizado el art.7.h., se observa que, en el párrafo cuarto lo que se hace es aclarar el alcance de la exención, incluyendo a las prestaciones abonadas por las CCAA y entidades locales, al entenderse que el artículo se refiere, con carácter general, a las prestaciones estatales.

Volver