Publicaciones de Nuestro Newsletter


Tema del Mes


27.12.2017


EL SALARIO MÍNIMO PROFESIONAL Como todo final de año nos encontramos con las típicas noticias en los medios de comunicación como la subida de productos según se aproxima el final de mes de diciembre, las dificultades por hacerse con el juguete estrella o la determinación del salario mínimo interprofesional de cara al siguiente ejercicio, y este año 2017 no iba a ser menos. En primer lugar indicar que el salario mínimo interprofesional (SMI) se trata de la remuneración mínima que debe percibir cualquier trabajador independientemente del puesto y funciones que desarrolle. El primer estado del mundo que introdujo esta figura en su ordenamiento laboral fue Australia a finales del siglo XIX. En el caso de España la primera ocasión que se fijó el salario mínimo interprofesional fue en el año 1963, toda vez que hasta ese año se fijaban salarios mínimos en función de la edad, del sector productivo o la provincia donde desarrollaras tu profesión. Si bien se mantuvo la diferenciación de la edad hasta el año 1998, año en el que finalmente se fijaba un salario mínimo interprofesional sin distinción alguna en todo el territorio nacional. Conforme determina el artículo 27 de nuestro Estatuto de los Trabajadores el SMI se debe fijar atendiendo a: el índice de precios de consumo (IPC), la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general Con base a lo anterior el gobierno de España ha anunciado que en su último Consejo de Ministros que tendrá lugar el viernes 29 de diciembre va acordar a través de un Real Decreto el aumento del actual SMI en un 4%. Por ello el próximo año 2018 el SMI estará fijado en 735,90 euros brutos mensuales a razón de 14 pagas, lo que daría lugar a un salario anual de 10.302,60 euros brutos al año, en resumen los trabajadores que perciben el SMI cobrarán 28,30 euros brutos más al mes. La subida afectará entorno al 3,5 % de los trabajadores, es decir a más de 530.000 empleados afiliados al régimen general de la Seguridad Social. La subida anunciada por el gobierno mantiene la dinámica de subidas importantes iniciada el pasado año donde ya se elevó el salario mínimo un 8%, tras las escasos aumentos de tan solo un 1% para el año 2016 y de un 0,5 % durante el año 2015. No obstante lo anterior el país se mantiene lejos de las recomendaciones de la Carta Social Europea, que aconseja aprobar un SMI que represente el 60% del salario medio del Estado y que exige en este caso Comisiones Obreras, si bien el gobierno ha manifestado su deseo de un aumento generalizado de los salarios por negociación colectica es improbable que se vaya alcanzar en un corto plazo la recomendación de la Carta Social Europea. De hecho el propio gobierno ha puesto encima de la mesa a empresarios y patronal un nuevo objetivo de cara al año 2020 y es alcanzar un SMI de 1.000 euros brutos mensuales, eso sí distribuidos en 12 pagas en lugar de 14, fijando con ello un SMI bruto anual de 12.000 euros. No obstante lo anterior diversos expertos económicos han alertado que la aprobación de un SMI demasiado elevado pueden acarrear la destrucción de varios puestos de trabajo sobre todo en tiempo de crisis.

Volver